Ponerte la camiseta

Ponerte la camiseta

La mayoría de las personas hacemos algunas cosas porque nos gusta, otras por obligación o por costumbre; pero, sea lo que sea que hagas, siempre buscas hacerlo de la mejor manera posible.

Entonces, ¿Es fácil comprometerte con algo, es decir, involucrarte al 100%? ¿Te pones la camiseta con lo que haces?

Desde que era niño he vestido muchas camisetas de fútbol, pero han sido muy pocas veces las que me he sentido realmente identificado. El buen trato, el cariño casi de familia que me brindaban los directivos o la confianza generada con los compañeros es lo que te hace querer la camiseta, además que como equipo todos van tras un mismo objetivo: el de ganarlo todo.

Pues, cuando debía empezar mi vida laboral, comencé a postular a algunas opciones de prácticas y entre estas se encontraba Ítaca. En algunas pude pasar a las siguientes fases, y en otras, no.

Cuando me entrevistaron en Ítaca, me sentí en un buen espacio de trabajo, me sentía muy cómodo con las personas que eran parte de la empresa, me sentía como en casa. Gracias a esto decidí realizar mis prácticas en esta empresa y al ir conociendo todo lo que hacen para cambiar al mundo desde su posición, me fue agradando cada vez más esta idea; además del buen ambiente, el trato de familia y la confianza generada con los compañeros (Regresando así a la idea del equipo de fútbol, siento que en Ítaca estoy en el “equipo de fútbol” donde me identifico).

Desde el principio, siempre me gustó y agradó la empresa, y es así como después de casi 2 años puedo decir que tengo puesta la camiseta de ÍTACA.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *