Gracias por venir

¿Qué fue lo más importante que te dejó este taller?, esa fue la pregunta que me hicieron cuando fui a mi primer taller de Improvisación teatral en una Universidad conocida de la región; a la pregunta, yo respondí “Gracias por venir”. Después de los juegos, risas y aprendizajes, vi la felicidad y el cansancio en el rostro de los asistentes, quienes luego nos dijeron que tendríamos que darnos un abrazo y decirnos esa frase: “Gracias por venir”.

Más allá del cansancio y de lo tarde que era para regresar a sus casas, sentí que esos abrazos eran sinceros y eso que era mi primera vez conociendo a los integrantes. Al igual que yo, habían 5 asistentes nuevos, en cuyas caras noté la felicidad que sentían al oír esta frase.

Es con esta experiencia cuando aprendí que nuestro tiempo es valioso y que sí, es cierto: el tiempo vale oro, nuestro tiempo vale oro. Pero si no lo usamos con responsabilidad no generamos un desarrollo personal.

Hoy en día dicto talleres para jóvenes y niños, temas de teatro, baile y danza, en los cuales el objetivo no es crear artistas, sino formar buenas personas; en los cuales el tiempo en cada taller vale oro, soy consciente de que su tiempo vale mucho para nosotros y me encanta siempre finalizar con un gran abrazo y con un gracias por venir.

Y tú, ¿estás dispuesto a valorar más tu tiempo y el de los demás?…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *