GUÍA PARA ACTUAR CONTRA EL MIEDO

“Esta guía no tiene base científica alguna, pero ha sido probada tantas veces en mi vida que quizá pueda resultarte también útil” – Una persona con miedo.

¿Qué hacer cuando tienes miedo? Antes de ello tendríamos que definir cuál es el miedo, porque desde que comenzamos a andar por nuestros propios medios (gateando) ya nos están inculcando miedos, miedos que no son nuestros, miedo a que te vas a caer o que te vas a golpear o que te va a pasar algo malo. ¿Y qué si quiero que me pase algo malo? ¿No sería mejor saber yo realmente qué pasará? ¿O debo creer ese miedo que me traspasan?

Entonces piensa cuál es tu definición de miedo, aquí te comparto la que yo tenía antes de hacer esta guía: “Una sensación horrible en el cuerpo que te dice que lo que estás apunto de hacer está tremendamente mal, y si es que lo haces te arrepentirás por toda tu vida porque de hecho que lo harás mal, fracasarás, serás pisoteado, humillado, te verán como un tonto y se burlarán de ti hasta el día de tu muerte”. Sé que suena un poco exagerado pero te pregunto de nuevo, ¿cuál es tú definición del miedo? Verás que tiene algo de similar.

Entonces cómo una persona con una idea tan espeluznante del miedo puede hacer una guía, pues fácil, a través de la experiencia; me tocó vivir momentos de miedo inolvidables y es así como los superé.

Paso 1: Prepárate. El miedo muchas veces nos hace sentirnos raros, impacientes, nerviosos, intranquilos; la solución es respirar, si puedes recostarte mucho mejor y calmar esa sensación para que así puedas estar preparado y alerta para cualquier cosa que pueda suceder.

Paso 2: ¡Enfréntalo! Si, aunque parezca raro, una vez que te calmes debes ir con todo, debes afrontarlo, ir de la forma más brusca posible y decirle “Aquí estoy pues, a ver ven por mí”. Mira a los boxeadores, ellos por más golpes que reciben siempre mantienen la calma porque saben que sólo así conseguirán noquear a su contrincante.

Paso 3: Date cuenta. ¿Cuenta de qué? Te preguntarás, pues date cuenta que al enfrentar tu miedo eso que pensabas que era lo peor que podía suceder, no pasó o quizá sí, pero no has muerto, no eres un fracasado, nadie te humilla y hasta te sientes bien porque te quitaste un peso de encima.

Paso 4: Cambia tu concepto del miedo. Y esto a veces pasa sin pensarlo, al darte cuenta de que tu miedo no era ese enorme monstruo que habías visto, sino más bien una pequeña lagartija que con solo acercarte se irá corriendo; en ese momento tu definición del miedo cambiará, porque es el momento en el que creces, incluso te das cuenta de que estarás mucho mejor por haber hecho eso.

Hoy mi definición del miedo es otra, hoy te puedo decir que para mí “El miedo es un impulso a realizar cosas extraordinarias, a conocer caminos mejores, distintos; a ver el mundo de una manera totalmente diferente pero que al mismo tiempo te ayuda a ir preparado, con municiones suficientes para no pasarla mal; y sobre todo que al final te regala algo nuevo por aprender”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *