La inteligencia que tal vez te falta…

Hoy somos cada vez más conscientes de que solo el hecho de ser “inteligentes” no nos garantiza ser exitosos en la vida. Pues ejemplos de personas extremadamente inteligentes que al final no lograron lo que querían abundan por doquier. Y es que faltan más ingredientes claves para alcanzar el éxito, al cual nos referimos en esta oportunidad como el alcanzar una vida plena y satisfactoria, viviendo en propósito y sobretodo cumpliendo lo que nosotros mismos nos hemos propuesto.

La inteligencia emocional también es muy importante, no cabe duda, y gracias al esfuerzo de muchos investigadores, educadores y entrenadores, cada vez nos tocamos más en serio nuestra educación emocional, y esa es una buena noticia.

Sin embargo, la mala noticia es que nos falta una inteligencia que es crucial en la vida de la mayoría de personas, una inteligencia que no conocemos siquiera, y que tal vez no queremos conocer porque forma parte de un tabú muy grande en la sociedad, sobre todo en los países católicos y latinoamericanos. De niño me enseñaron que en la mesa no se habla de temas controversiales o de mala educación, como de fútbol, religión, y adivinan qué mas? de DINERO.

La inteligencia financiera es la que nos falta a la mayoría, jóvenes y adultos, educados y no educados. Pues no se enseña en la universidad porque los profesores no la conocen ni practican (ahí la razón de los resultados económicos de la mayoría de profesores), no te la enseñan en tu casa porque tus papás no saben que existe, a menos que seas hijo del 1% más rico del continente, y no te la enseñarán nunca a menos que tú la busques, porque hoy hay un mito en la sociedad que dice que si estudias mucho, y trabajas duro, serás muy exitoso. Pero probablemente todos conozcamos a mucha gente que ha estudiado mucho toda su vida (y en las mejores universidades), y que luego trabajó durísimo, pero que al morir casi no le pudo heredar nada a sus hijos. Y no quiere decir que no hayan sido exitosos, lo que quiero decir es que sería mejor haber sido igual de exitosos, pero también prósperos financieramente de forma que aseguraran que su familia nunca más tendría que preocuparse por dinero.

Si te interesa este tema, o al menos te da curiosidad, sigue leyendo, puedes encontrar algo que nunca has buscado, pero que te puede cambiar tu vida. La tuya y la tus futuras generaciones. Nos vemos pronto.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *